fbpx

Audio 8D: nuestra crítica al hiperrealismo

Disfruta este artículo de formato audiovisual.

“Bailando en la Disco (8D)” es la decimosegunda (12) canción del álbum Avant-garde 20|XX en la cual utilizamos la técnica de audio 8D para abrir la puerta a la dimensión del Avant-garde, y ofrecerle al oyente una experiencia inmersiva en este mundo paralelo. 

Aunque este sistema de sonido envolvente no sea nuevo, su aplicación en el género urbano si lo es. “Bailando en la Disco (8D)” es la primera canción de reggaetón en 8D y, podemos decir que somos pioneros en incursionar en esta fusión. 

Conoce más sobre esta tecnología escuchando el videoblog Audio 8D: un sonido que juega con la mente

Experimentar con el audio 8D fue realmente divertido y logramos simular una sensación tridimensional para que la química entre dos personas que se atraen en la pista de baile retumbe en el cuerpo de quien escucha la canción. 

Pero yendo un poco más allá y cumpliendo nuestra filosofía de “crear para destruir y destruir para crear”, decidimos proponer esta canción 8D como crítica al hiperrealismo y al hiperconsumo de la sociedad actual. 

¡Aquí vamos! 

¿Qué es el hiperrealismo? 

El hiperrealismo es una tendencia radical de la pintura y la escultura, entre otras artes, que a través de métodos técnicos busca copiar la realidad de una manera más precisa y objetiva, tal como lo hace la fotografía.  

Sus antecedentes se hallan en el Precisionismo y el Fotorrealismo. 

Otro de los precursores del hiperrealismo es el Arte Pop, pues muchos consideran que asemeja la reproducción de imágenes e íconos banales. 

Una de las máximas del hiperrealismo es alcanzar la perfección, por lo cual no es extraño que los pintores y escultores de este estilo dominen por completo su técnica. 

El acabado limpio y la reproducción meticulosa es muy importante. Debido a esto, se pulen los detalles más mínimos, incluso en los aspectos de color y luz. 

En el arte hiperrealista, las huellas del artista brillan por su ausencia, ya que sus pinceladas son borradas cuando las obras se cubren con una capa de pintura que luego es raspada con una cuchilla para evitar relieves.    

Mike Dargas

Críticas al hiperrealismo 

Muy pocos críticos se han interesado por hablar del hiperrealismo y quienes se han manifestado, coinciden en que es un “arte” impersonal que desdibuja cualquier intención. 

Antonio García Villarán, el famoso youtuber de arte, dedica un video titulado ¿Hiperrealismo o hiperrelamismo? Crítica a este arte aburrido para expresar su opinión ante esta tendencia. 

García dice que es “hiperrelamismo” porque los artistas borran sus pinceladas y relamen los colores. “Yo creo que una de las cosas más importantes de los pintores, de los artistas plásticos es precisamente su pincelada, su gesto, porque eso es lo que los diferencia de los demás”

Continua su apreciación cuestionándose qué tiene que ver el hiperrealismo con una obra artística, pues considera absurdo realizar pinturas de reproducciones fotográficas cuando ya se tiene la fotografía en sí. 

Por otro lado, debate uno de los rasgos más importantes del hiperrealismo: la perfección. 

«Si tenemos que entender el hiperrealismo como la búsqueda de la perfección en la definición de la imagen, para mí eso es muy aburrido; a mí me gusta mucho la imperfección, aquello que no llego a conocer profundamente, aquello que puedo interpretar, aquellas obras en que no todo está dicho, sino que tú tienes que inventarte algo” 

Ante esto, se reconoce el trabajo de Richard Estes, un pintor que reproduce cuadros de la ciudad con muchas luces además de imágenes geométricas de escenarios urbanos y sus habitantes. 

Según García, Estes utiliza la técnica hiperrealista para expresar un mensaje “Yo creo que sus pinturas son una crítica social porque realmente todo brilla en una ciudad en la que nadie se saluda, en la que todo el mundo va a lo que va, en la que todo es un reflejo de lo que exist

El hiperrealismo en Bailando en la Disco 

Aunque no lo parezca, Bailando en la Disco guarda relación con algunos aspectos de este movimiento artístico.  

En primer lugar, la canción funciona como un portal que conduce al universo del Avant-garde. 

Allí, al igual que el hiperrealismo, se reproduce una utopía, una imagen perfecta. 

Pero como bien lo dice Antonio García Villarán, es mucho más interesante una obra que da paso a la interpretación, y en esta pieza musical que se une con las demás canciones del Avant-garde 20|XX, se esconde algo que el oyente debe descubrir. 

Al igual que el trabajo de Richard Estes, la canción se vale de una técnica hiperrealista: el Audio 8D, que reproduce sonoramente la forma en la que el humano escucha el mundo. 

Los audífonos son requeridos para disfrutar de la experiencia y cuando constantemente estamos siendo expuestos a comerciales que nos venden los nuevos parlantes, el nuevo televisor o la nueva computadora surgen preguntas tales como ¿qué buscamos con aparatos tecnológicos que nos llevan a dichas hiperrealidades virtuales?  

¿Seguimos siendo esa cultura de masas a la cual le pesa tanto su existencia, que necesita llenarse de objetos o experiencias que satisfagan sus vacíos?  

Es aquí donde utilizamos la construcción artística como arma de consumo, pero también como mensaje. 

¡Quítate los audífonos y abre los ojos! Aquí, a diferencia del hiperrealismo, sí se quiere que cada artista impregne su huella en la obra de arte que tenemos justo al frente.  

Y nuestra intervención se hace a través del Avant-garde 20|XX.  

Disponible en iTunes / Apple MusicAmazonGoogle Play Spotify, y YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *